Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

miércoles, 7 de diciembre 2022
07/12/2022
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Gente UdeA

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Gente UdeA

«La música es sanadora y dirime»: Silvia Restrepo

07/10/2022
Por: Natalia Piedrahita Tamayo- Periodista

Con la batuta en sus manos y el ritmo en sus venas, la maestra Silvia Restrepo Restrepo ha viajado por diferentes latitudes con sus interpretaciones musicales. Por su aporte a la educación y al patrimonio sonoro colombiano, la directora de la Banda Sinfónica de Estudiantes de la Universidad de Antioquia recibirá el Premio a la Extensión en el Área de las Ciencias Sociales, Humanidades y Artes.

Fotografías: Archivo Facultad de Artes, Universidad de Antioquia. 

Cuando los abuelos de Silvia Restrepo reunían a sus dieciséis nietos para contarles cuentos en medio de las noches de campo en el Suroeste antioqueño, iban gestando la semilla del interés de una de sus nietas por el arte. La influencia de sus ancestros fue determinante para conformar lo que ella hoy nombra como su sensibilidad: «eran personas con una mirada futurista pero holística, muy inquietos intelectualmente. A la par de las lecturas de mis abuelos, recuerdo cómo mis padres desde muy pequeños nos llevaban a las bienales de arte del Coltejer. Esta época alimentó mi aspecto artístico y, sobre todo, mi vocación por el servicio», narró.

Su padre era odontólogo, hacía escultura y pintaba. Su madre, aunque dedicada a su hogar, se sentaba por las tardes a tocar el piano: estos referentes y la inquietud que le traía ese objeto musical lleno de teclas interpretado por su madre, se fueron moldeando en su paso por el colegio. Rápidamente a su hogar llegó Domingo Córdoba, su primer maestro de piano. Luego, en 1983 entró a estudiar Música en la Universidad de Antioquia, carrera que cursó por cerca de diez años.

«En esa época los estudiantes fuimos privilegiados porque nos tocó la transición de lo que fue el conservatorio a la Facultad de Artes. Éramos muy pocos y juntos armamos una asociación que llamamos Encuentros musicales de pianistas ,que recogía la experiencia de tres generaciones de profesores y estudiantes. En 1991 —Año Mozart— nos fuimos de gira por los barrios y colegios de Medellín enseñando la vida y obra Mozart a partir de lo que fue el primer Festival de Piano de la ciudad, y con la participación de Teresita Gómez y Blanca Uribe. También nosotros podíamos tocar en el festival, entonces fui invitada con mi recital de grado», rememoró.

Su paso por instituciones como el Instituto Musical Diego Echavarría, la Red de Escuelas de Música y la Universidad Eafit, donde estudió Dirección Musical, la prepararon para asumir proyectos de gran envergadura. Su experiencia como directora sinfónica le ha permitido relacionarse con públicos y músicos de diferentes países. Uno de los más importantes de su carrera es Venezuela, al que denomina el centro orquestal más importante de América Latina y en el que pudo estudiar las músicas continentales antes de llegar a dirigir la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Red de Escuelas de Música de Medellín. A la par de esto, recibió un encargo que marcó su paso por la Alma Máter: fue la fundadora del programa de dirección musical de la Facultad de Artes. 

Su contacto con la batuta como guía musical se afianzó a partir del 2013, cuando comenzó a dirigir la Banda Sinfónica d estudiantes de la Universidad. Rápidamente recibirían galardones como «El Ollero de Oro» en categoría profesional en el XIII Concurso Nacional del Bambuco Inédito para Banda de vientos Tocancipá, en el 2018; y «El Lancero Meritorio de Oro», segundo puesto en categoría universitaria, en el XLV Concurso Nacional de Bandas Musicales de Paipa Boyacá en el 2019.

La música como reflejo de la sociedad


Fotografías: Archivo Facultad de Artes, Universidad de Antioquia. 

La Orquesta Sinfónica, creada en 2016, ha sido la oportunidad de unir diferentes manifestaciones de la música, las artes visuales y la danza con derivas de la investigación académica. Para la maestra Silvia, ser directora es tener una salida gestual para construir un lenguaje que guíe al equipo musical, logrando una composición sinfónica que además dialoga con un entorno: «la directora es también un prisma que cataliza energías y las proyecta, entendiendo que la música es sanadora y dirime. El lapso de la pandemia lo mostró cuando los músicos salían a los balcones a darle esperanza al otro. Cargamos una responsabilidad enorme porque producimos material sensible».

Con esta experiencia ha recorrido diferentes regiones de Colombia y ha complementado la formación de varias generaciones: «A la par de nuestras presentaciones, formamos a los estudiantes a partir de la pura actividad musical. Hemos tenido relacionamiento con directores internacionales y nos hemos desplazado por diferentes lugares llevando a la Universidad como emblema, irrumpiendo en la cotidianidad de la gente y transformándola», precisó sobre el proceso.

Se considera una mujer privilegiada porque reconoce que hay muy pocas directoras en el medio y que este panorama debería ser diferente. «Alguna vez escuché que alguien dijo que las mujeres no podíamos tocar Beethoven en piano, lo cual solo puede expresar una visión corta, porque cuando hago un ejercicio musical no soy hombre o mujer, soy Silvia. Hay toques y vestiduras que son perceptibles para el receptor del mensaje, porque quien escucha, puede percibir mis gestos de mujer, mi manera de conducir, y más aún, mi sello personal; pero un intérprete es un universo que va más allá del género».

Una de las más reciente producciones de la Orquesta Sinfónica UdeA fue un homenaje a Eustiquia Amaranto y a Teresita Gómez, en alianza con la Seccional Urabá que surgió a partir del deseo de unir el universo clásico con el tradicional. Al lado del mar, las manos de Teresita Gómez interpretaron algunas piezas de George Gershwin y la orquesta acompasó estos instantes. Para Silvia, son estos momentos de encuentro con las audiencias de otras latitudes los de mayor aprendizaje para su grupo de músicos.

En su testimonio y su legado es latente la huella de la música como el reflejo de una sociedad. Desde su perspectiva, la sensibilidad auditiva es madre de grandes aprendizajes. Por esto, es una asidua de la radio, las buenas conversaciones y la música. Uno de los ejercicios que trata de hacer a menudo es escuchar cada vez más profundamente su entorno. «La música tiene el poder de revelar cosas. A veces la saturación del día a día no nos permite ver lo que debería ser evidente. Uno de los aspectos en los que focalizo mi docencia es en enseñarle a las nuevas generaciones a salir de las burbujas digitales de siempre y la música es una herramienta para lograrlo».

Hoy la Universidad exalta sus aportes a la extensión por el alcance de estas melodías sinfónicas que han nutrido los saberes del campus y, asimismo, han caminado por diferentes regiones y países, con la música como bandera de la esperanza. 

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020