Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Letra:

Contraste:

Clic aquí para ir a la página gov.co
sábado, 13 de abril 2024
13/04/2024
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Cultura

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Academia Sociedad Cultura

La UdeA le otorga doctorado «honoris causa» al artista David Manzur

23/02/2024
Por: Natalia Piedrahita Tamayo- Periodista

Este 24 de febrero, la Universidad de Antioquia le entregará el título «honoris causa» doctor en Artes a David Manzur, un reconocimiento que exalta la trayectoria y los aportes del artista caldense al arte colombiano. Con sus apuestas pictóricas, Manzur transgredió los cánones estéticos de las artes plásticas en los años 60 del siglo pasado en Colombia. En sus obras hay un sello personal en el que conviven lo onírico y lo tangible.

La formación académica internacional de Manzur incluye experiencias en el Instituto Pratt y en Art Students League, de Nueva York, Estados Unidos. En Colombia cursó estudios en la Escuela de Bellas Artes y la Universidad Nacional de Colombia, ambas en Bogotá. Foto: cortesía David Manzur. 

En varias entrevistas, David Manzur ha enfatizado en que prefiere que no lo llamen «maestro». Cuando le preguntan el motivo, dice que es por respeto a la profesión de los educadores con los que nunca estudió y, además, porque nunca ha pretendido enseñar con su arte. Sin embargo, a través de su exploración de colores y formas le ha señalado el camino a otros artistas y espectadores.

Precisamente, «el enorme valor artístico de toda su obra y la constancia y riqueza de su trayectoria creativa», son dos de las razones por las que la Universidad de Antioquia le concederá, el sábado 24 de febrero de 2024, el título honoris causa de doctor en Artes. La postulación para la entrega de este título fue presentada, en septiembre pasado, por la Facultad de Artes ante el Consejo Académico de la Alma Máter. Finalmente, con los conceptos favorables de los pares académicos designados para el estudio de méritos de Manzur para recibir este título, el 28 de noviembre de 2023 el Consejo Superior Universitario decidió concederlo.

En una ceremonia —en la Sala de Artes Performativas Teresita Gómez, en el Campus Medellín—, la Universidad de Antioquia le entregará el honoris causa como reconocimiento a más de 70 años de creación y experimentación en las artes plásticas. Previo a ello, el viernes 23 de febrero de 2024, a las 6:30 p. m., será el conversatorio «Heterodoxia y ficción, infinitud en la obra-vida de David Manzur». En este conversatorio, que se realizará en el Edificio de Extensión UdeA, Manzur compartirá con jóvenes estudiantes y dialogará con el decano de la Facultad de Artes, Gabriel Mario Vélez, y con Mario Augusto Arroyave, profesor de esa misma unidad académica. La entrada a este evento es libre hasta completar aforo.

Este será el segundo título honoris causa que recibe el artista. El primero se lo entregó, en 1996, la Universidad de Caldas. Manzur, quien comenzó en Bogotá sus estudios de artes plásticas, música y declamación en 1947, también ha recibido múltiples reconocimientos: en el 2019 fue condecorado por la presidencia de Colombia con la Gran Cruz de la Orden de Boyacá; en el 2020, el Rey Felipe VI de España le impuso la Orden de Isabel la Católica; en el 2005 recibió la Orden del Congreso de la República de Colombia.

«Nuestra institución se enorgullece por este significativo título que se le otorga a una trayectoria creativa reconocida especialmente por diversos pares académicos, quienes destacan en la obra del maestro Manzur un recorrido artístico mediado por la experimentación y el dinamismo polifacético», dijo John Jairo Arboleda Céspedes, rector de la Alma Máter.


Más de 70 años de carrera
 

A sus 94 años, su ininterrumpida dedicación al acto de creación le ha permitido entregar una obra en la que se destacan formas anatómicas, arquitectónicas y geométricas; además de árboles, cuerpos de mujer, caballeros quijotescos, instrumentos musicales, figuras religiosas, bodegones y teteras.

En sus pinturas se manifiesta un mestizaje de los lugares que marcaron su infancia y juventud: nació en 1929 en Neira, municipio caldense; posteriormente viajó con su familia a Bata, en Guinea Ecuatorial, África. En 1939 se trasladaron a las Islas Canarias, en España; luego, vivió en Estados Unidos. Hace más de 60 años retornó y se estableció en Colombia. Todos estos rumbos marcaron su proceso creativo.

Su obra se ha exhibido en más de 38 exposiciones individuales y 40 colectivas en los principales museos de ciudades como París, Nueva York, Madrid y Tokio. También participó en bienales de Ciudad de México, Lima, Sao Pablo, Venecia y de Medellín —en esta última en la II Bienal de Coltejer (1970)—. En Colombia, se destaca la inclusión de su obra en la sala permanente del Museo Nacional, en Bogotá, y en el Museo de Arte Moderno de Bogotá —Mambo—.
 

En el Museo Universitario de la Universidad de Antioquia —Muua— se conservan ocho obras de David Manzur En la imagen, tres de ellas: El árbol de Guacarí (1990), grabado en metal; Anunciación (1990), impresión/litografía; y Éxtasis (1996) impresión/litografía. Además de estas, el Muua también resguarda la segrigafía de San Sebastián (1994); Mosca y aguja (1986), vaciado en bronce con base de mármol. Alas (s.f.) impresión/litografía.; La partitura (1982), grabado/aguafuerte; y Jinetes (s.f), litografía intervenida. Foto de las obras: Alejandra Uribe F. 

Un creador único en su generación
 

Algunos fragmentos de las creaciones de Manzur se relacionan con movimientos artísticos como el barroco, el constructivismo, el expresionismo abstracto y el cubismo. Estos, sin embargo, terminan siendo dominados por su apropiación figurativa y personal de los lenguajes plásticos.

Para Carlos Arturo Fernández Uribe, profesor que integró el comité que desde la Facultad de Artes propuso la entrega de este honoris causa, la posición de Manzur en los periodos del arte colombiano no corresponde a su propio tiempo. «Al ser contemporáneo de Eduardo Ramírez Villamizar, Fernando Botero, Enrique Grau —artistas del denominado arte moderno en los 60—, Manzur se sale del esquema —dijo Fernández Uribe—. Además, como dibujante tiene intereses literarios, mientras el arte moderno de los otros no es literario, ni decorativo, y no está interesado en la perfección formal del dibujo. Con su arte ha jugado estratégicamente y estéticamente con esa desubicación suya con los patrones de su generación».

La vida del artista en Barichara —municipio santandereano en el que se estableció hace más de veinte años— ha marcado su obra. En varias entrevistas ha declarado que esa arquitectura y paisajes influyen en su proceso creativo, quizás porque luego de viajar por el mundo, su retorno a su país, a un pueblo donde se enaltece el bahareque y la piedra, constituye una suerte de retorno a su espíritu. En Barichara tiene su taller, en el que pinta todos los días, sin terminar sus cuadros porque, desde su perspectiva, son los espectadores quienes finalizan el ritual con su mirada.


Valoración del comité evaluador


Una de las fuentes bibliográficas consultadas por el comité de la Facultad de Artes para sustentar esta distinción fue Marta Traba —teórica y crítica que tuvo una relevante presencia en el devenir de las artes en Colombia—, y a quien el artista llamó «mi querida enemiga».

Según el profesor Fernández Uribe, en los textos que consultaron «se advierte la dimensión coreográfica y ornamental de Manzur, quien efectivamente ha sido un admirador de las artes escénicas. Anotó que “estaba interesado en las formas más líricas y generales del arte y que su pintura nunca sería honda ni mucho menos dramática” (Estampa, 1962). Desde mi perspectiva —señaló Fernández Uribe—, ese es el espacio en el que David Manzur se deleita, al no pretender una profundidad dramática, sino dedicado al juego con los elementos que acaparan su atención, con los que generó su sello personal».

En la argumentación que antecedió al acta de este reconocimiento también se destacaron aportes artísticos del artista que señalan su capacidad de autocrítica e inventiva: «A través de su fuerza poética y creativa, el trabajo de David Manzur, más allá de sus sobresalientes manejos técnicos, se adentra en la reflexión acerca del ser humano y en sus dimensiones espirituales, místicas, históricas y poéticas, sin dejar de lado la presencia de la incertidumbre, el hermetismo y la fugacidad de la existencia».
 

En su obra se reconoce también el interés en los temas ambientales. Una de las series en las que se reconoce este aspecto es la serie Ciudades oxidadas (2011), compuesta por 48 pinturas en gran formato, sobre las que el artísta, en diversas entrevistas, ha reconocido que hay retazos de su niñez en Guinea Ecuatorial, y acercamientos al tema de la belleza, más allá de los cánones que se le ha impuesto desde diferentes disciplinas.

En el acta de evaluación firmada por los pares académicos que estudiaron la postulación del artista para el título honoris causa, Mario Sartor —catedrático de Historia del Arte Latinoamericano de la Universidad de Udine—, señaló que Manzur «en una vida muy larga ha condensado todo lo pensable, robando detalles imaginarios y detalles reales del mundo de las formas y, se diría, de los sonidos del mundo habitado. Es un artista dotado de virtudes poco comunes, muy hábil, entre otras cosas, para jugar con la luz y las sombras, capaz de dar a los cuerpos la majestad de las formas de Massimo Campigli (y mucho antes de eso, la de Leonardo y Mantegna) y la genialidad compositiva e inventiva de los pintores belgas surrealistas».

Un historial de distinciones
 

En la UdeA las entregas del título de doctorado honoris causa están reglamentados por el Consejo Superior Universitario. Se entregan en reconocimiento al mérito y aportes de una persona a determinada área del conocimiento. La socióloga e investigadora María Teresa Uribe; el artista Fernando Botero; la licenciada en Música, María Eugenia Londoño; los escritores Manuel Mejía Vallejo y Pablo Montoya; y el experto en cine, Luis Alberto Álvarez, han sido algunos de los personajes a los que la Universidad ha reconocido a través de esta distinción.

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2033 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020