Z7_89C21A40L06460A6P4572G3304

Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

lunes, 15 de agosto 2022
15/08/2022
Síguenos
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3305

Periódico Alma Máter

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3307
UdeA Noticias
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3386
Gente UdeA Cultura

«El cuerpo me pide estar en el teatro, pertenezco a las tablas»

05/07/2022
Por: Natalia Piedrahita Tamayo- Periodista

Desde que era una niña, Ángela Cano se disfrazaba en su casa en El Carmen de Viboral y jugaba a ser una indígena. También se preguntaba por los orígenes: de ella, de los otros y del mundo. Su carrera como actriz le ha permitido explorar respuestas y relacionarse con entornos como el Amazonas, que cambió su manera de ver el mundo.

Ushë, personaje que interpreta la actriz Ángela Cano en la miniserie colombiana de Netflix Frontera Verde. Es una trama policiaca que se interna en la Amazonía y fue dirigida por Ciro Guerra.

A temprana edad el corazón de Ángela Cano latía por el teatro. Creció en medio de las comparsas en El Carmen de Viboral, Antioquia, su tierra natal. Allí conoció el festival internacional El Gesto Noble, a artistas de La Candelaria, de Bogotá, y del Matacandelas, de Medellín. Su decisión de ser actriz estuvo determinada por Farley Velásquez y su compañía Hora 25.

Se formó en el programa de Arte Dramático de la Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia. En su infancia, en su escuela y en su carrera no ha dejado de sentir cómo se le acelera el pulso y se le corta la respiración cada vez que pisa un escenario para interpretar a un nuevo personaje.

Actualmente está rodando la película Zumeca en República Dominicana con la productora Cacique Films y dirigida por el productor de cine David Maler. Se trata de su primer papel protagónico en un largometraje recreado en la época de La Conquista, en un pequeño pueblo. Es recordada por sus papeles como Dina en la telenovela La reina del flow (2018), Ximena en la serie Ritmo Salvaje (2022) y la mítica Ushë Frontera verde (2020), ambas producidas y distribuidas en Netflix. 

El viernes 17 de junio de 2022, en el Teatro Universitario Camilo Torres, se presentó la ópera prima de Ángela Cano como directora de la obra Escombrera, una historia sobre el dolor y las memorias que dejó la operación Orión en la Comuna 13 de Medellín. 

El periódico Alma Mater conversó con la actriz sobre su experiencia en el cine y el teatro.

¿Cómo recuerda su paso por la Facultad y la Universidad?

Lo fue todo: en ese universo encontré las preguntas básicas para mi formación actoral. Con mis compañeros fundamos un grupo independiente en el que aún seguimos  creando juntos. Recuerdo mucho mi encuentro con mis maestros el Mono Grisales, Clara Arango, Diana Fuentes, Luz Dary Alzate. Lo que vivía en los pasillos en cada semestre. Uno que me marcó  muchísimo  fue el  de otras poéticas.  Cuando lo cursé  mirábamos  e interpretábamos historias  de pasillos,  veíamos  las acciones poéticas de la gente que los transitaba. De ahí se desprende mi anecdotario profesional y personal.

¿Cómo fue su paso de las tablas a las pantallas?

Trato de no dividir la actuación de cine y teatro. Tiene que ver con mi gusto de estar en un escenario, sea el que sea, pero tengo muy claro que me considero actriz de teatro, pertenezco a las tablas y, en un sentido más amplio, soy un canal para contar historias. El encuentro con lo audiovisual  fue sorpresivo y estoy contenta. Fue gracias  a la directora de cine Laura Mora, ella me dio la oportunidad de presentarme al casting de Frontera Verde. Fue muy  rápido, en  dos semanas,  como que  me  cayó del cielo.  He estudiado mucho  para llegar  a donde estoy, pero sin duda esto fue afortunado. Mi entrada en esta esfera comenzó con esta producción.

Hablando de Frontera Verde, ¿qué tanto de usted conserva en sus interpretaciones?

Los personajes siempre son una extensión de lo humano, y en mi caso, de lo que soy y siento. En ellos proyecto cierta parte de mí. Aunque debo decir que para cada actor hay algo personal que lo relaciona con el personaje. No me gusta separar mi ser del personaje, no he estado en proyectos en los que no digo lo que quiero decir como Ángela Cano. En Frontera Verde la fuerza femenina era potente, había muchas mujeres allí hablando de la madre selva como fuerza creadora y femenina.

¿Cómo fue el rodaje en el entorno natural de la selva amazónica?

Fue sublime, no sé ponerle palabras. Es un espacio tridimensional; a todos los que participamos en el proyecto se nos partió la vida en dos. Todos tuvimos una huella en lo personal fuerte, allá el espacio y el tiempo son inusuales. La manigua, más que la selva, es el entorno mágico que te rodea. Allí estuvimos con tres directores —Jacques Toulemonde, Ciro Guerra, Laura Mora—, quienes me vieron salir del cascarón porque venía de una formación teatral y tuve que aprender a hablar tikuna y adaptar mi voz y mi ser a interpretaciones con otros lenguajes totalmente diferentes. Supieron guiarme y ser pacientes conmigo.

Fotografía: cortesía Andrés Zuluaga.

¿Cuáles son sus próximos proyectos en el teatro y el cine?

Con mis compañeros de teatro de la Universidad conformamos hace varios años un grupo de actrices y actores unidos por nuestros deseos artísticos: Esteban Madrigal, Fredy Morales, Sebastián Porras, Katerine Pombo, Catalina Gómez y diferentes cómplices de varias disciplinas artísticas. En este sentido, este año dirigí una obra, la escribí con Fredy Morales, que se llama Escombrera. Es sobre la operación Orión que se dio en la Comuna 13. Estamos concertando porque estoy fuera del país, pero vamos a presentarla en el Teatro Camilo Torres. Queremos presentarla también en el Museo Casa de la Memoria, con ella ganamos la beca de creación de la Alcaldía en 2018 y está basada en la vida de Fredy. Sabemos que cobrará más vida cuando se presente, más que en el teatro, en lugares no convencionales porque esta obra es una catarsis, un toque de punk. En esta experiencia, soy directora de puros hombres.

¿Cree que la pandemia cambió las dinámicas del teatro?

La pandemia fue una experiencia diferente para cada persona y colectivo del teatro. A mí me pide el cuerpo estar en las tablas, con miedo y con preguntas nos reunimos a resolver asuntos a través del escenario, es esa mesa redonda en la que discutimos problemas y discutimos la vida. Pero cada quien verá si se pierde o se une a esto que es un ritual. El teatro permite la reflexión. En la actualidad estamos pendientes de las historias de los otros y no somos conscientes de nuestras historias personales y de los caminos personales de cada quien. El teatro permite que uno mismo pueda observarse y pensarse.

Z7_89C21A40L06460A6P4572G3385
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3387
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O4
Z7_89C21A40L06460A6P4572G33O6
Lo más popular
Z7_89C21A40L06460A6P4572G3340
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020