Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 5 de diciembre 2021
05/12/2021
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Ciencia Sociedad Vida

La buena nutrición y el envejecimiento, una relación cada vez más prioritaria

16/10/2021
Por: Yénifer Aristizábal Grajales - Periodista

Según la Organización Mundial de la Salud —OMS—, entre 2015 y 2050 el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años pasará del 12 al 22 %. Además, a mediados del siglo, el 80 % de los ancianos vivirá en países de ingresos bajos y medianos, por lo que sigue vigente la pregunta por la nutrición saludable en esta población.
 

Mientras un niño recién nacido puede requerir diariamente alrededor de 110 calorías por kilogramo, un adulto mayor puede requerir menos de 30. Ilustración Carolina Gomes.

Los adultos mayores de 60 años llegarán a ser más de 2000 millones en el mundo en el 2050, según la OMS. Junto con la actividad física, procurar una buena nutrición está asociada a tener una vejez saludable en cuanto puede ayudar a evitar enfermedades como las cardiopatías, la diabetes, afecciones cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

«Si no nos alimentamos de forma sana muchos procesos del envejecimiento se van a acelerar y a acompañar frecuentemente de enfermedades crónicas», explicó Gloria Cecilia Deossa Restrepo, docente de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Antioquia. 

La profesora comentó que en esta etapa de la vida hay que tener ciertas consideraciones alimenticias, pues los requerimientos nutricionales cambian: El adulto mayor tiene dificultades con la absorción de algunos nutrientes, su organismo no tiene la misma velocidad de síntesis de proteínas y también necesita menos calorías, indicó la profesora. 

Un niño recién nacido puede requerir alrededor de 110 calorías por kilogramo al día para mantener su estado nutricional, un adulto mayor puede requerir menos de 30. A medida que aumenta la edad hay una demanda diferenciada de energía y los adultos gastan menos que los jóvenes y niños. «Cada día el cuerpo necesita unas dosis de vitaminas, minerales y macronutrientes para su funcionamiento. Si no cuenta con ellas los procesos de envejecimiento pueden acelerarse», dijo.

De acuerdo con el Informe mundial sobre envejecimiento y la salud (2015) de la OMS , un documento que pretende servir de base para la promoción del envejecimiento saludable en el mundo, aparte de los cambios fisiológicos, la llegada a la adultez puede estar acompañada de cambios psicosociales como el aislamiento, la soledad y la depresión, los cuales pueden tener efectos importantes en la dieta. Por esto, la nutricionista y dietista Ángela Franco, líder de la Unidad de Promoción y Prevención del programa de Extensión de la Escuela de Nutrición y Dietética de la UdeA, recomendó que, en la medida de lo posible, los adultos mayores tengan compañía a la hora de comer.

Señaló que, a veces por imposibilidad física, los ancianos pueden limitar la variedad de alimentos en su dieta, como la ingesta de carnes, «porque les da pereza masticar o porque sus dientes ya no están en buen estado», explicó Franco, algo que terminaría afectando su balance nutricional.

También hay deficiencias naturales que tiene esta población. El más reciente perfil alimentario y nutricional de Antioquia señala que el 50 % de los adultos mayores presentaron deficiencias en vitamina D y hierro. Según Deossa Restrepo, esto también es problemático, pues las reservas no siempre son suficientes para los requerimientos diarios del organismo. 

Tanto el perfil alimentario y nutricional de Antioquia (2019) como el de Medellín (2015) coinciden en que mientras más edad hay mayor pérdida de masa muscular, aumentan las limitaciones para caminar y, en algunas ocasiones, hay mayor consumo de calorías en forma de carbohidratos —que se transforman en moléculas de azúcar—. 

«Sobre todo en el grupo de 60 a 70 años hay más obesidad que bajo peso. Este exceso aumenta el riesgo de hipertensión, enfermedad cardiovascular, diabetes y problemas osteomusculares», indicó Deossa Retrepo, investigadora de la Escuela de Nutrición y Dietética, entidad que estuvo al frente de ambos perfiles en alianza con la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín, respectivamente. 

Para una alimentación saludable

La doctora Ángela Franco compartió algunas recomendaciones nutricionales para adultos mayores de 60 años, sus familias y cuidadores: 

  • Aumentar fuentes de proteína como la leche, el huevo, las carnes rojas y blancas, de donde se obtienen nutrientes como el calcio, el hierro y vitaminas como el complejo B y B12. Para las personas intolerantes a la lactosa, la nutricionista recomendó bebidas lácteas fermentadas como el yogur, el kumis, el kéfir o la leche deslactosada. 
  • Para prevenir enfermedades cardiovasculares es importante fortalecer el consumo de frutas y verduras. Se recomienda mínimo cinco porciones cada día. Así mismo es importante incluir en la dieta el consumo de pescado por lo menos una vez a la semana, nueces y semillas, evitar el exceso de grasas saturadas e incluir aceites vegetales —girasol, soya, maíz o canola— y consumir aguacate.
  • Evitar alimentos procesados y enlatados.
  • Moderar el consumo de azúcar —incluida la miel, la panela y las bebidas azucaradas—.
  • Consumir preferiblemente entre 6 y 8 vasos de agua al día. 
  • Variar los alimentos, combinar diferentes colores y texturas en los platos .

Como muchas personas llegan a su adultez con problemas dentales, Franco recomendó servir carnes y verduras suaves, en trozos o molidas. Ante la pérdida del gusto que algunos padecen —por lo que algunos adultos empiezan a preferir alimentos muy dulces o muy salados— indicó que se puede condimentar con hierbas frescas. 

Para facilitar un acompañamiento adecuado de la nutrición a esta población, la Escuela desarrolla actualmente el diplomado virtual Nutrición y Envejecimiento, dictado en alianza entre la Universidad de Antioquia y la Fundación Iberoamericana de Nutrición —Finut—.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020