Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
sábado, 4 de diciembre 2021
04/12/2021
Síguenos

Ciencia

UdeA Noticias
Academia Ciencia Sociedad

Un laboratorio móvil en la ruta por la transición energética en Colombia

20/10/2021
Por: Yenifer Aristizábal Grajales - periodista

La transformación a operación dual de los vehículos es una de las estrategias para la transición energética en Colombia. Se trata de automotores modificados para funcionar, de forma simultánea, con un alto porcentaje de combustible gaseoso y de diésel. Investigadores de la Universidad de Antioquia y de la Universidad Autónoma del Caribe trabajan en el diseño de un laboratorio móvil para monitorear el comportamiento de esta tecnología en las carreteras entre Medellín y Barranquilla. 

Este laboratorio hace parte de las estrategias de ensayos para la transición energética en Colombia, liderada por la alianza Séneca y las universidades que la integran. 

En Colombia y en el mundo, el consumo energético se concentra en un 40 % en el sector del transporte. En el país, particularmente, dicho sector recurre en un 95 % al uso de diésel y gasolina, lo que quiere decir que la electrificación y el consumo de otras energías no es todavía significativo. En ese sentido, desde la alianza Sostenibilidad Energética para Colombia —Séneca—, liderada por la Universidad de Antioquia, se desarrollan estrategias de transición energética, entre ellas la transformación de vehículos que funcionan con motores de combustión.
 
Esta transformación se da por operación dual, es decir, vehículos que funcionan al tiempo con diésel y un combustible gaseoso con bajo contenido de carbono —como gas natural, el biogás e hidrógeno—. Mientras el combustible gaseoso aporta el mayor porcentaje de energía, el diésel funciona como combustible secundario. 

Para monitorear esta estrategia, el Proyecto 11, uno los 15 proyectos que adelanta Séneca, comprendió el diseño y construcción de un laboratorio móvil, un vehículo acondicionado con operación dual que, a la vez, cuenta con los recursos tecnológicos para evaluar su funcionamiento en un viaje entre las ciudades de Medellín y Barranquilla, ruta que implica transitar por diferentes pisos térmicos y condiciones topográficas. Así, mediante el laboratorio móvil, se evaluará el desempeño del motor operando con ambos combustibles bajo condiciones reales, propias del contexto colombiano. 

«El objetivo de este proyecto es establecer estrategias que permitan que esas transformaciones se puedan hacer de una manera más eficiente y ambientalmente amigable. El laboratorio móvil, precisamente, surge como esa infraestructura nueva para evaluar estrategias de transformación a modo dual aquí en Colombia», explicó Iván Darío Bedoya Caro, profesor e investigador principal del proyecto, integrante del Grupo de Ciencia y Tecnología del Gas y Uso Eficiente y Racional de la Energía —Gasure—, de la Universidad de Antioquia.

Cuando se habla de operación dual se tiene en cuenta al diésel como el combustible que inicia la combustión. El grupo investigador espera que el combustible gaseoso —en este caso gas natural— aporte la mayor cantidad de energía posible y que en condiciones estacionarias —velocidad y carga constantes— pueda alcanzar una sustitución de casi el 95 % del diésel.

En este laboratorio, en el que se han invertido alrededor de 500 millones de pesos, participan además la Universidad Autónoma del Caribe y la empresa Kleen&Green. A los investigadores les interesa especialmente estudiar el comportamiento de estas mezclas en función de los diferentes pisos térmicos, por eso ven como una ventaja poder hacerlo en ruta y no en un laboratorio fijo.

«El Laboratorio móvil nos permite hacer recorridos, estudios y ensayos de comportamiento desde cero metros sobre el nivel del mar, hasta 2800 metros, y analizar comportamientos de todas estas mezclas y conversiones a diferentes alturas», indicó el profesor Andrés Amell Arrieta, coordinador de Gasure y coinvestigador del proyecto.

Una ventaja de esta operación es que potencialmente reducirá emisiones de efecto invernadero como el CO₂ y emisiones nocivas para la salud, como el material particulado producido durante la combustión, al sustituir un porcentaje de diésel por un combustible gaseoso de menor contenido de carbono. 

Cómo funcionará el laboratorio

La estructura del laboratorio móvil responde a la tendencia internacional de estudiar las operaciones en condiciones reales y dinámicas. Este será un vehículo semipesado convencional, con un peso cercano a las cuatro toneladas, con motor diésel transformado a modo dual —trabajará con gas natural y diésel —. 

En el furgón  del camión —la parte trasera—se acondicionará el laboratorio con dos puestos de trabajo y con equipos de medición de emisiones contaminantes, consumo de ambos combustibles y variables de combustión del motor. A partir de estos resultados podrán elaborar el diagnóstico de la eficiencia,  impacto ambiental y desempeño del vehículo.
 
«La persona que va adelante manejando es quien se encargará de verificar los ciclos de conducción a través de la velocidad y la carga del vehículo», explicó el profesor Bedoya Caro, quien indicó que al camión/laboratorio lo acompañará otro vehículo que intentará predecir variables de contexto para que estas no afecten significativamente las pruebas.  

El camino hacia la eficiencia y la sostenibilidad energética

Gasure, desde la Universidad de Antioquia, realiza investigaciones y desarrollos de eficiencia energética, sostenibilidad y competitividad desde hace más de 15 años. También desde hace casi tres años, son su liderazgo en la alianza Séneca, espera contribuir a la reducción de hasta el 20 % el consumo de combustibles fósiles en diferentes sectores económicos e industriales de Colombia.

Además de hacer diferentes desarrollos que impactan en la eficiencia energética en el sector industrial, este grupo le apuesta ahora a la sostenibilidad del transporte por el impacto que este tiene en la matriz energética colombiana, al ser el mayor consumidor de energía y generar grandes impactos ambientales. 

Desde el punto de vista económico, el transporte tiene también un peso importante, no solo por la movilidad en los centros urbanos, sino también por lo determinante que resulta a la hora de mover todas las cargas y suministros hacia los rincones del país. «Cuando se encarece el transporte porque los combustibles se incrementan, se generan efectos inflacionarios en la economía y por eso ha sido pertinente tenerlo en nuestra agenda investigativa y de desarrollo tecnológico», concluyó Amell Arrieta.

Lo más popular
 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020