Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
jueves, 23 de septiembre 2021
23/09/2021
Síguenos

Listado

Salud ambiental: Evolución de los enfoques

Salud ambiental: Evolución de los enfoques

Kamila GiraldoQuintero

Administradora en Salud: Gestión de Servicios de Salud,

Integrante Grupo GISA, Universidad de Antioquia

El vínculo entre el ambiente y la salud es complejo, y plantea enormes retos para su entendimiento y cuidado; es necesario ampliar la mirada para comprender las formas en que el ambiente se relaciona con todos los sistemas vivos

___________________________________________________________________________________________________________________


La salud pública y el medio ambiente están estrechamente relacionados. Según la Organización Mundial de la Salud - OMS, la salud ambiental es "aquella disciplina que comprende los aspectos de la salud humana, incluida la calidad de vida y el bienestar social, que son determinados por factores ambientales físicos; químicos, biológicos, sociales y psico-sociales". Se calcula que el 23% de los muestreos a nivel mundial se deben a factores ambientales, así mismo, el 24% de las enfermedades que afectan a las poblaciones humanas (1).
 
Entender cómo el ambiente influye en la salud humana viene tomando un amplio interés recientemente, sin embargo, desde tiempos remotos, estos temas se han nombrado en documentos antiguos de hipócrates sobre aire, agua y lugares. En épocas más recientes con el desarrollo agrícola, el proceso de urbanización y la revolución industrial las relaciones entre el ambiente y la salud se han modificado (2). En Europa, específicamente en la Inglaterra del siglo XVI, se registró algunos de estos orígenes en 1700 cuando comienza la transición de la vida agrícola a la vida industrial, esto fue avanzando hasta que en la segunda mitad del siglo XX se manifestó una diferenciación en las formas de abordar los problemas ambientales (2).
 
En la actualidad se reconocen al menos dos vertientes para abordar esta relación. La vertiente “verde” liderada por la Organización de Naciones Unidas – ONU, interesada en los efectos de la actividad humana sobre el ambiente natural, la protección del ambiente y desarrollo sostenible; y la vertiente “azul” liderada por la Organización Mundial de la Salud – OMS, enfocada en los efectos del ambiente sobre la salud y bienestar de la humanidad (3).
 
El vínculo entre ambiente y salud es complejo, así mismo, plantea enormes retos para su entendimiento, por esto la necesidad de ampliar la mirada para comprender que el ambiente se relaciona con todos los sistemas vivos de diversas formas.
 
Desde la vertiente “azul” existen varios enfoques o modelos teóricos para entender esta relación. El más utilizado ha sido el enfoque de riesgo, basado en el modelo de determinantes sociales de Lalonde, en el cual el “ambiente” es un factor más e incluye diversas categorías desde factores de riesgo físicos o químicos, hasta el “ambiente social” y el “ambiente político”; el segundo enfoque se basa en lo determinantes sociales de la OMS, que establece unos determinantes estructurales (posición social), e intermedios (exposiciones y vulnerabilidades diferenciales); y tercero se ubica en la determinación social como factor que reconoce la historicidad de lo ambiental como resultante de lo social (4).
 
Existen otros enfoques recientes sobre esta relación, el enfoque ecosistémico para la salud humana o ecosalud, que reconocen el saber ancestral sobre la relación ambiente y salud y el conocimiento científico, indicando que el ser humano hace parte fundamental de la naturaleza y se ve afectado por todo aquello que se altera en el ecosistema, tiene presente los procesos sociales y económicos que afectan al aire y los determinantes ambientales. Constituye, por ende, un acercamiento holístico, enriquecedor para marcar una senda intencionada en investigaciones, proyectos e intervenciones para el campo de la salud (5).
 
A partir de estos modelos se puede estudiar la relación entre la calidad del aire y la salud. En Colombia se han realizado estudios que describen el comportamiento del fenómeno en el territorio, sin embargo, las políticas establecidas en el país exponen la necesidad de conocer otros elementos claves en la relación dada entre el ser humano y su ecosistema (3). El Plan Decenal de Salud Pública estableció la Salud Ambiental como una dimensión prioritaria de intervención con el fin de materializar el derecho al ambiente sano, favorecer y promover calidad de vida de la población actual y futuras generaciones, en ella se plantea entender el problema de salud ambiental desde el enfoque de fuerzas motrices que trata de abarcar parte de los procesos ambientales que explican la salud-enfermedad desde el nivel particular hasta el plural, centrando la mirada en las exposiciones diferenciales sin tener presente la dimensión estructural e histórica que explica la relación ambiente salud (6).  
 
Además, el Ministerio de Ambiente a través del CONPES 3550 ha establecido los lineamientos para la formulación de la política integral de salud ambiental haciendo énfasis en los componentes de calidad de aire, calidad de agua y seguridad química (7).
 
En Medellín se han desarrollado planes para mitigar los daños y riesgos que genera la relación ambiente y salud humana. En calidad del aire se identifica el PIGECA: Plan Integral de Gestión de la Calidad del Aire del Valle de Aburrá, el cual contiene un conjunto de estrategias para reducir los niveles de contaminación y mejorar la calidad del aire del Valle de Aburrá a corto, mediano y largo plazo; además incluye metas, indicadores e instrumentos de seguimiento, como el sistema de vigilancia en salud ambiental para asegurar el cuidado de la salud de la población y propiciar un desarrollo metropolitano sostenible (8). Estos planes también se apalancan en el enfoque de fuerzas motrices para comprender las relaciones entre el ambiente y la salud, teniendo como referente los determinantes sociales de la salud (9).

En conclusión, los enfoques han evolucionado históricamente para comprender la relación entre ecosistema y salud, sin embargo, la adopción y aplicación de enfoques ecosistémicos en salud requiere un abordaje integrado que revise el desarrollo teórico, conceptual y metodológico, que invierta de forma continua y monitoreada y que cuente con variables ecológicas, sociales, económicas, culturales y de salud.
 

Referencias

1. Organización Mundial de la Salud. Salud Ambiental. [Internet] [Consultado 2020 octubre 1].  Disponible en: https://www.who.int/topics/environmental_health/es/

2. Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Diagnóstico Nacional Salud Ambiental. Colombia. 2012.

3. Howard F. Enviromental Health. 3ra ed. San Francisco: Estados Unidos: John Wiley & Sons; 2016.

4. Carga de enfermedad ambiental. Observatorio Nacional de Salud. 2018.

5. Kerman R. Ecosalud: Un Enfoque Multi Sapiencial que trasciende Fronteras. Comunidad y Salud. 2014; 12 (2): 10-13

6. Ministerio de Salud. Plan Decenal de Salud Pública. [Internet] [Consultado 2020 octubre 1].  Disponible en: https://www.minsalud.gov.co/plandecenal/Paginas/home2013.aspx

7. Ministerio de Ambiente. CONPES  3550. [Internet] [Consultado 2020 octubre 1].  Disponible en: https://www.minambiente.gov.co/images/AsuntosambientalesySectorialyUrbana/pdf/Evaluaci%C3%B3n_Ambiental_Estrategica/documento_conpes.pdf

8. Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Plan de Integral de Gestión de la Calidad del Aire del Valle de Aburrá. [Internet] [Consultado 2020 octubre 1].  Disponible en: https://www.metropol.gov.co/ambiental/calidad-del-aire/Paginas/Gestion-integral/PIGECA.aspx

9. Ministerio de Salud y Protección Social. Modelo de Fuerzas Motrices en el marco del Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021. 2014.

 

 
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57 + 604] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57 + 604] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020