• Teclas de Ayuda de acceso Rápido

    ALT + 1 Inicio

    ALT + 2 Noticias

    ALT + 3 Mapa de sitio

    ALT + 4 Búsqueda

    ALT + 5 Preguntas frecuentes

    ALT + 6 Atención al ciudadano

    ALT + 7 Quejas y reclamos

    ALT + 8 Iniciar Sesión

    ALT + 9 Directorio telefónico

    Botones de Accesibilidad

    Letra:

    Contraste:

    Esp
    viernes, 4 de diciembre 2020
    04/12/2020
    Síguenos

    En busca de sentido

     

    En busca de sentido: ¿Esperanza o resignación?

    Por: Rafael Rubiano Muñoz

     

    Sin duda, uno de los conceptos de las ciencias sociales más golpeados en el contexto de la «pandemia», y por ende del «confinamiento» y del «aislamiento», es el de sociabilidad o el de las formas de socialización. Para la sociología clásica o contemporánea, las relaciones sociales son constitutivas de la integración o destrucción de las formas de sociedad. Es muy cierto que, en la historia intelectual de la sociología en el siglo XX se puede comprender que individuos y colectividades, violencias y sociedades, conflictos e instituciones sociales no son categorías antinómicas sino, por el contrario, dialécticas. 


    De igual manera, se puede decir de las tragedias y de las catástrofes, de las hecatombes y de las destrucciones individuales o masivas, que ellas —como algunas otras tantas— no se oponen o se contrarían con lo social, sino más bien, como la cara de Jano, hacen parte de una misma esencia. A los momentos de infelicidad del hombre, le sigue el progreso y el crecimiento cuántico y cualitativo de la humanidad. Y en el anterior sentido, así lo concibió el pensador alemán Walter Benjamín, y muchos de su generación de la Escuela de Frankfurt: «No hay documento de la civilización que no sea al mismo tiempo de la barbarie». De modo que, la pandemia, contrario a un sentir común, que supone el aniquilamiento de una civilización, lo que nos ha generado es un reevaluar —tiempo, espacio, relaciones— y al mismo tiempo redescubrir curiosamente nuestra esencia humana, nuestras flaquezas y debilidades; así mismo, nuestras fortalezas o consistencias físicas y mentales.

     

    La relación crisis y catástrofes, permitió que algunos intelectuales —en sentido amplio—, como sucedió después de la Primera Guerra Mundial y del ascenso de los regímenes totalitarios, se ocuparan vocacionalmente con conceptos como el de la libertad, la justicia, la solidaridad, la conciencia, pero particularmente con el de la felicidad, la ilusión y la esperanza.


    En la actualidad, la pandemia ha colocado de nuevo al hombre en el centro de su pensamiento y de su acción, se ha retrotraído interna y externamente, concentrado en repensar sus expectativas y alternativas. La relación crisis y catástrofes, permitió que algunos intelectuales —en sentido amplio—, como sucedió después de la Primera Guerra Mundial y del ascenso de los regímenes totalitarios, se ocuparan vocacionalmente con conceptos como el de la libertad, la justicia, la solidaridad, la conciencia, pero particularmente con el de la felicidad, la ilusión y la esperanza, basta señalar al respecto a Ernst Bloch1 y otros.
     

    Este es un momento en que, pese a las desdichas y a los sentimientos desgraciados, la empatía del hombre consigo mismo y, en especial, con el planeta y la naturaleza circundante va a retornar cuestionando radicalmente el pasado —lo que se ha destruido y aniquilado, para potenciar lo que está por crearse e inventarse—, por reanudar lo que Hannah Arendt y Max Horkheimer denominarían como el diálogo del presente al pasado, para indistintamente, y con esa comunicación, abrir paso a la añoranza de lo completamente otro.


    El sociólogo Adorno en confrontación con Hegel, quien en su visión de la Historia Universal había expresado que: «los momentos felices son las páginas vacías de la historia», advirtió que este pesimismo vaciaba la historia humana de toda alternativa y posibilidad. De ser ello así, no tendría sentido vivir la vida y menos aún contar con instituciones tan invaluables como las universidades, centros de producción de expectativas, anhelos, esperanzas e ilusiones. De ahí que la universidad hoy debe estar abierta mediante la virtualidad y esa es la misión incuestionable de nuestro quehacer: brindar esperanza. Aquí se quiere expresar que la historia no está completa —está por completarse— y que las páginas de la historia, así estén llenas de tragedias, también pueden estar escritas con logros y felicidades satisfactorias. Basta potenciar para ello la imaginación y colocarla en acción.

     

    La historia intelectual de América Latina no ha estado exenta de avivar la esperanza y de «mantener la antorcha encendida y llegar con ella hasta la muerte», como lo planteó el mexicano Alfonso Reyes. En una escueta pero significativa tradición, que va de Juan Pablo Viscardo y Guzmán a Simón Bolívar, de Baldomero Sanín Cano a Pedro Henríquez Ureña, quienes han nutrido a los más contemporáneos escritos latinoamericanos del siglo XXI, se pueden hallar los héroes de la esperanza, opositores acérrimos de la resignación.

     

    1. Ernst Bloch. Huellas. Madrid: Técnos-Alianza. 2005.

    54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
    54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
    54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
    54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
    54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
    54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
    54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
    54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
    54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
    54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
    Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
    54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
    54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
    Fundación Universidad de Antioquia
    No + filas
    No + filas
    No + filas
    ORACLE
    Hacemos Memoria
    Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
    Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
    Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
    Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
    Política de tratamiento de datos personales
    Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020