Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
domingo, 20 de septiembre 2020
20/09/2020
Síguenos

Opinión

UdeA Noticias

Paz, justicia e instituciones sólidas

12/11/2019
Por: César Valderrama

Objetivo 16:  Paz, justicia e instituciones sólidas

Las instituciones, como lo propone el profesor John Elster, son arreglos que elaboramos en momentos de racionalidad para limitar los impulsos irracionales en la sociedad. Estas instituciones no están operando de manera adecuada en nuestra democracia. La irracionalidad desmedida, expresada en la violencia política que nuestras reglas de juego no logran contener, no hace distinción ideológica y afectan a todas las fuerzas políticas.

Según el Observatorio de Violencia Política de la MOE entre el 27 de Octubre y el 27 de Julio del 2019, 317 líderes políticos, sociales y comunales fueron victimas de violencia política, y 87 de ellos fueron asesinados. Esto confirma una vez más la trágica relación que existe en Colombia entre violencia y elecciones.

En 2015 los meses más violentos coincidieron con las consultas de partidos, la inscripción de candidatos y las elecciones mismas. Septiembre de 2016, el mes anterior al Plebiscito, fue el más violento de ese año junto con noviembre. Y desde diciembre de 2017, junto con el inicio de la
campaña al Congreso, los niveles de violencia se mantuvieron mes a mes en niveles elevados que solo se redujeron hasta pasada la segunda vuelta presidencial. (Informe de Violencia Política 27 de Julio).


 


Además de esto, el juego político establecido con el voto programático para la elección de Alcaldes y Gobernadores (artículo 259 constitucional), no logra tener la fuerza suficiente para que opere el intercambio entre las propuestas de política pública que hacen los políticos por los votos de la ciudadanía.

La explicación a este problema no solo radica en la compra, traslado de votos o amenazas al sufragante, sino también en las dificultades de los candidatos para elaborar adecuadamente sus propuestas de política o programas de gobierno. Según la MOE, solo el 23.3% de los planes de
gobierno de los alcaldes elegidos en el 2015 cumplió total o medianamente con presentar propuestas bien estructuradas. Estas deficiencias en los planes de gobierno minan la capacidad de los ciudadanos para desarrollar criterios claros que les permitan intercambiar su voto por la mejor propuesta de política pública.

Por otra parte, las restricciones institucionales que el Estado estableció para evitar el uso de dineros públicos en campañas políticas a través de la limitación a la contratación, por medio de la llamada Ley de Garantías, tampoco ha sido cumplida plenamente. Entre el 11 de noviembre del 2017 y el 17 de Junio de 2018, periodo de Ley de Garantías para las elecciones del Congreso, se firmaron convenios por valor de 1 billón 767 mil millones de pesos, con el presunto desconocimiento de las restricciones institucionales, sin que ello hubiese generado alarmas institucionales y/o un debate ciudadano amplio sobre el tema.

Estos son algunos ejemplos de la debilidad institucional colombiana que nos llevan a una paradoja: nuestras débiles instituciones son al mismo tiempo el mecanismo para fortalecerse. Las vías de acceso a la justicia, los variados recursos de protección de derechos y los múltiples órganos de control y vigilancia, representan un valioso instrumento institucional, pero que solo tiene el potencial transformador en la medida en que la ciudadanía haga uso activo de ellos y los considere como propios y legítimos.

En definitiva, y como lo presentan los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una sociedad es viable cuando logra fortalecer sus instituciones, sus ciudadanos acuden y usan la justicia y cuando todos asumen la defensa de la paz como un compromiso y un derecho irrevocable. Estas acciones implican beneficios pero también el esfuerzo de hacer seguimiento y requerir constante información del accionar de nuestras instituciones.

Como parte de este proceso informativo, debemos recordar que el próximo 6 de septiembre se vence el plazo para que los terceros civiles con procesos judiciales abiertos en la justicia ordinaria puedan trasladar, voluntariamente, sus casos a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y contribuir así a la construcción de la verdad sobre el conflicto armado.

Correo del contacto
[57+4] 219 50 19
Lo más popular
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2020