Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
martes, 19 de noviembre 2019
19/11/2019
Síguenos

Gente UdeA

UdeA Noticias
Gente UdeA

«Soy un embajador de la UdeA»

20/06/2019
Por: Ivan Fernando Vega Muñoz - Seccional Bajo Cauca

Carlos Enrique Arias ganó el Premio Gran Maestro 2019, otorgado por la Fundación Compartir. Este egresado de la UdeA promovió la experiencia ´Aula investigadora´, que promueve la movilidad social, la calidad de vida y el progreso desde el salón de clases, concretamente en el área de Lengua Castellana.

Carlos Enrique Arias con sus estudiantes en Montelíbano, Córdoba. 

El Premio Compartir Al Maestro es un homenaje a los docentes y rectores más sobresalientes del país, y se entrega con el objetivo de promover la valoración social de su labor. El docente cordobés Carlos Arias fue galardonado en la categoría Gran Maestro gracias a su propuesta ´Aula investigadora: la investigación como un proceso de lectoescritura y la lectoescritura como herramienta fundamental de la investigación´.  

Mientras asesinatos, desapariciones y desplazamientos forzados en el Sur de Córdoba fueron tema de portada de medios de comunicación nacionales y regionales, entre las aulas del colegio San Antonio María Claret, del municipio de Montelíbano, se gestaba una historia de resistencia protagonizada por Carlos Enrique Arias, premiado como el mejor maestro de Colombia.

El 10 de junio, luego de que recibiera por parte de la Fundación Compartir el distinguido Premio Gran Maestro 2019, los montelibanenses volvieron a escuchar el nombre de su municipio en los medios, esta vez por un triunfo que sintieron como propio. Un hijo del pueblo, un docente de 57 años dejaba en alto no sólo el nombre del municipio, sino de su departamento ¡Esta vez la noticia no fue la guerra!

La historia de Carlos Arias está ligada a la historia de la Regionalización de la Universidad de Antioquia, institución que llegó al Bajo Cauca para transformar y hacer aportes al desarrollo del territorio a través de la educación. Eso es lo que hace el Gran Maestro 2019, un egresado de la Universidad de Antioquia que viajó desde el vecino departamento de Córdoba hasta el Bajo Cauca antioqueño, a soñar con cambiar el mundo. 

Carlos Arias considera que la Universidad es cuna de grandes maestros, «la Universidad de Antioquia tiene un personal docente de gran calidad, que tiene la particularidad de saber llegar al alma de los profesionales en formación», expresó. 

¿Cómo fue su paso por la Universidad de Antioquia?


En 1991 ingresé a estudiar en la Universidad de Antioquia, en la modalidad semipresencial, estudiaba los sábados y domingos. La idea original fue estudiar Educación Primaria, pero sólo ofrecían en ese entonces Español y Literatura. 

Rememoro momentos que me marcaron, la primera es una convicción, de nunca lastimar con mis métodos o creencias la vida de alguno de mis estudiantes. Lo segundo fue experimentar la pasión con la que los docentes abordaban sus saberes disciplinarios, recuerdo con gratitud a mi ´profe´ de Introducción a la Literatura, Rubiela Carmona, al pedagogo Orlando Carrillo y sus metáforas educativas, o a la profesora Marina Quintero Quintero, que me hizo amar la psicología. 

¿Cómo obtuvo el Premio Compartir al Maestro 2019?


´Aula investigadora´ es una experiencia que se inició en el 2005, luego de registrar que la mayoría de los egresados de la institución no querían saber nada de la educación superior. Lamentablemente muchos de estos muchachos terminaron atrapados en la ilegalidad en los negocios del narcotráfico y algunas niñas en redes de prostitución infantil. 

Al observar que la educación ofrecida no producía aprendizajes significativos en los muchachos y que sólo contribuía a perpetuar la pobreza en la comunidad educativa, me planteé el interrogante de cómo promover la movilidad social, la calidad de vida y el progreso desde el aula, concretamente desde el área de Lengua Castellana. 

Lo que Dios trajo a mi vida fue la imagen de aquel módulo de investigación visto en la Universidad de Antioquia, de manera que debía aprender y enseñar a investigar a mis estudiantes. Luego definí unas metas formativas, las operacionalicé a través de una ruta pedagógica y didáctica, que al final terminó contribuyendo a la construcción del conocimiento situado en los muchachos y al desarrollo de múltiples habilidades, entre ellas de un usuario competente del discurso oral y escrito. 

En su primera fase, la propuesta se aplicó en los grados noveno, décimo y once, y gracias a los resultados obtenidos se hizo extensiva al resto de los grados desde preescolar a grado once. Se dedican dos horas a investigación semanalmente y cuatro al trabajo de los estándares, en un ciclo de trabajo que toma tres años. En grado once los estudiantes presentan su informe de investigación, que viene a constituirse en su tesis de grado para optar al título de bachiller ante un jurado experto, donde los egresados ahora tienen un asiento preferencial. 

Este proceso provocó cambios en el autoestima y autoconfianza de los estudiantes, mejores niveles de lectura crítica y el deseo genuino de trascender, lo que llevó a que más del 90 % de nuestros egresados en San Antonio María Claret, estén adelantando estudios superiores a nivel técnico, tecnológico y profesional, demostrando que es posible generar movilidad social desde la escuela y devolverle la esperanza a los jóvenes provenientes a las comunidades marginales de estratos socioeconómicos 1 y 2. 

¿Qué lo llevó a estudiar ingeniería industrial, luego de ser licenciado en Español y Literatura?


Los niños de este tiempo son más evolucionados que nosotros, son tremendamente preceptivos y creativos, dolorosamente honestos y profundamente humanos y sensibles, nos superan como generación. No podemos entonces enfrentarlos con el viejo currículo con el que fuimos formados en la Universidad, es necesario ampliar nuestros referentes a otras disciplinas, a la manera de un docente polivalente que bajo ninguna excusa debe dejar de leer, investigar, escribir y renovar este proceso día tras día. 

Para mí ha sido muy difícil ser docente, a veces envidio la tranquilidad y felicidad de esos ´profes´ que tienen claro qué enseñar, sea cual sea la población que les asignen, no tengo esas competencias, para mí siempre es comenzar de cero, como si nunca hubiera ido a la Universidad. 

¿Qué mensaje le daría a los docentes del Bajo Cauca y el Sur de Córdoba?


La realidad, sobre todo la colombiana, no es una sola; somos un país de regiones, multiétnico, pluricultural… tenemos entonces la obligación ética y moral de asumir una posición crítica frente a toda esta andanada de nuevas pedagogías.

No hay una pedagogía única, como no hay una sola lógica para hacer las cosas, así que el mensaje es uno solo, sean ustedes, pero reflexionen sobre lo que hacen, por qué lo hacen, a qué apuntan, si hay coherencia entre lo que planearon y lo que alcanzaron sus estudiantes, y qué se puede mejorar.

Si hacemos esto estaríamos haciendo praxis, reflexionando sobre la práctica y si aquello supera lo convencional, entonces habremos dado con una nueva pedagogía, un nuevo enfoque o práctica para hacer patria desde la humilde parcela de la escuela y de la educación.  

¿Qué significa la Universidad de Antioquia para Carlos Arias?


Amo a esta institución, como amo a mi escuela viva, casi siempre siento que soy un embajador de ella y que debo esforzarme en no avergonzarla, la recomiendo a mis estudiantes como una de las mejores del país y me llena de alegría cuando me entero que varios de mis pupilos se están formando en ese lugar; no podrían estar en mejores manos. 

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018