Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 20 de noviembre 2019
20/11/2019
Síguenos

Academia

UdeA Noticias
Academia

Juntos sí podemos aliviar los mares

29/05/2019
Por: Lina Marcela Gallo Benítez— Corporación Académica Ambiental

Las acciones para curar los océanos y salvar a los seres vivientes que de ellos dependen, deben enmarcarse en su restauración y conservación, pues limpiarlos resultaría costoso, inviable e inútil si no se realizan cambios estructurales. 

Fotografías: Cortesía Paula Quiceno y Mario Londoño. 

Los plásticos y otros residuos antropogénicos, es decir, generados por los seres humanos, son los que más enferman a los océanos. Conservar los ecosistemas desde las comunidades, trabajar por la restauración de los mares y cambiar los hábitos de consumo a nivel individual, son tareas locales que pueden producir transformaciones globales. 

La pregunta ya no es: ¿de dónde vienen o adónde van los desperdicios que producimos los seres humanos?, la pregunta ahora es: ¿estamos a tiempo de restaurar los mares y océanos? La posible respuesta es SÍ, podemos hacerlo, siempre y cuando lo hagamos juntos. El primer paso para acudir a este llamado por el océano, empieza en la mente de cada individuo.

Como cada año, la Universidad de Antioquia se une, en alianza con la Corporación CEMarin, la Universidad CES y diversos entes locales, regionales y nacionales, al Día Mundial los Océanos, cuyo lema para 2019 es «Juntos por los océanos». La programación será entre el 5 y el 7 de junio.

El llamado sugiere que el mar empieza en nuestra casa, escuela, lugar de trabajo y ciudad. ¿Cómo aportar? Cambiando hábitos personales de consumo, evitando pitillos y plásticos de un solo uso y evitando los residuos de difícil biodegradación.

Al respecto, en el barrio La Lucila, en Turbo; junto a la sede universitaria de Ciencias del Mar, se viene dando una experiencia de cambio: las familias de los estudiantes ya no usan plásticos de un solo uso, en la cafetería se cambió la oferta de utensilios desechables por mezcladores y vasos de cartón. Además, varios semilleros se han unido para hacer jornadas de limpieza de playas y caños.

También se están gestionando alternativas para una adecuada disposición de los residuos que se generan allí. «A partir del Día Mundial de los Océanos hemos planteado pequeñas acciones que parecen muy sencillas, pero que sumadas generan grandes cambios», comenta la docente Jenny Leal Flórez, de la sede de Ciencias del Mar de la Universidad de Antioquia.



Un segundo paso consiste en aunar acciones individuales y el impulso colectivo: un ejemplo es la Sentencia T-622 de 2016, que reconoce  «al río Atrato, su cuenca y afluentes como sujetos de derechos a la protección, conservación, mantenimiento y restauración, a cargo del Estado y las comunidades étnicas».

Esta experiencia también será socializada en el Encuentro: «Entender que un río es la arteria social de las comunidades porque las comunica —no solo a nivel ambiental sino también cultural—, y lograr que sea declarado sujeto de derechos, es un gran ejemplo de esos cambios estructurales que demuestran que juntos podemos», enfatizó la docente.

Otra de las acciones que se destacan es la recuperación del Crocodylus acutus, más conocido como el «Caimán aguja», especie declarada en vía de extinción hace 15 años, en el Distrito Regional de Manejo Integrado de la Bahía de Cispatá, en Córdoba. «Estamos mostrando cómo la biodiversidad puede ser ventajosa para una comunidad y aportar a que se desarrolle en su seguridad alimentaria», enfatiza el biólogo e investigador Giovanni Ulloa, del grupo Asocaimán, encargado de esta importante gestión.

El tercer paso está alineado al lema global de la celebración en 2019 #TOGETHERWECAN —Juntos podemos— promovido por World Ocean´s Day y la Organización de las Naciones Unidas– ONU. ¿Por qué juntos? La tarea de limpiar los océanos va más allá de las voluntades políticas y la negociación entre sectores productivo y estatal. Tampoco debe reposar en tesis doctorales o trabajos investigativos. La tarea es global y local al mismo tiempo, es intersectorial y, sobre todo, de acciones. 

El plástico, asesino a escala global 

En un año un millón de aves marinas y cien mil mamíferos marinos mueren, ocho millones de toneladas de plástico llegan a los océanos y son ingeridas por aves y peces, para retornar finalmente al humano a través de la ingesta de peces. Estos datos de la ONU, afectan directamente la salud de todos los consumidores de peces y a comunidades que viven de la pesca.

También te puede interesar: La invasión del plástico


En 2017 se publicó un estudio que aborda el tema de basuras en el occidente de Australia en las Islas Cocos (Keeling), que reporta 414 millones de escombros antropogénicos, con un peso de 238 toneladas en 7 islas remotas y deshabitadas. En el caso de Italia, un robot llamado Pollux III encontró los mayores niveles de basura bentónica, es decir en el fondo del mar, que se han reportado en la historia, justo en el Estrecho de Mesina.  
En el Caribe colombiano, en la reserva de Biosfera Seaflower perteneciente al Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, diversos investigadores, entre ellos docentes de la Universidad de Antioquia, hallaron 60 kilogramos de plástico en la Isla Cayo Serrana.

«Analizamos el efecto antropogénico de residuos sólidos, conocidos como polución marina flotante y su impacto en los ecosistemas marinos y costeros… Las cosas no están tan prístinas como creíamos y esto se ve en todos los rincones del planeta, por muy alejados que estén», dice sobre esta experiencia la profesora Ana Judith Giraldo.

Aunque la Isla Cayo Serrana no ha sido habitada y se ejercen controles sobre las embarcaciones turísticas y pesqueras por parte de la Armada Nacional de Colombia, las corrientes interoceánicas han logrado impactar un lugar tan biodiverso y recóndito.

Cada año se producen cerca de 5 billones de bolsas de plástico en el mundo, el llamado es a que cada persona que evite usarlas estará actuando a favor de la conservación de los océanos. 

Consulte aquí la programación e inscríbase al IX Encuentro Académico

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018