Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
viernes, 15 de febrero 2019
15/02/2019
Síguenos

Periódico Alma Máter

UdeA Noticias
Ciencia

Lista la Ley, ¿qué sigue para el Ministerio de Ciencia?

11/02/2019
Por: Stiven Arias Henao- Periódico Alma Mater

La implementación del MinCTeI en Colombia tiene luz verde. Consultamos con académicos y expertos, cuáles serán los desafíos organizativos, institucionales y financieros en esa tarea.

Foto: cortesía Sede de Investigación Universitaria de la Universidad de Antioquia —SIU

Es un hecho: en máximo un año Colombia tendrá un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación —MinCTeI. Tras meses de ponencias, debates y deliberaciones, la firma de la Ley 1951 del 24 de enero de 2019 garantizó el nacimiento de la cartera. Pero, ¿qué falta para que el futuro ente rector de la ciencia nacional trascienda del papel y la tinta?, ¿cuáles son los retos para su implementación?, las miradas son plurales y diversas.

Algunos coinciden en que la promulgación de la Ley creó una suerte de cascarón con numerosas expectativas, pero que permanece vacío. El principal reto consiste en dar carne a ese esqueleto legislativo que necesita de «un modelo de gestión y una estructura ministerial que corresponda a los retos de tener un MinCTeI», dijo el vicerrector de Investigación de la Universidad de Antioquia, Sergio Cristancho Marulanda.

No es para menos. A la configuración de tal estructura le cabe el calificativo de «desafío», uno que requiere del protagonismo de la comunidad científica. Por ello, la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales —ACCEFyN, está construyendo una propuesta para la conformación organizativa del despacho ministerial, según el científico Fanor Mondragón Pérez, exvicerrector de Investigación de la Universidad de Antioquia.

Por otro lado, es claro que pensar en la conformación del futuro MinCTeI es preguntar, tácitamente, por el futuro de Colciencias, ente que lidera la ciencia en Colombia desde 1968. Moisés Wassermann Lerner —académico y exrector de la Universidad Nacional de Colombia— enfatizó, por ejemplo, en que la Ley 1951 no significa la conversión de esta entidad en un ministerio, pues son dos instancias distintas.

La promulgación de la Ley creó una suerte de cascarón con numerosas expectativas, pero que permanece vacío.


Para Mondragón, Colciencias debería ser una agencia que administre los proyectos y las convocatorias del nuevo Ministerio. Además, opinó que este último debería tener dos viceministerios: «uno para políticas y aspectos de ciencias básicas, y otro para aspectos de innovación, emprendimiento, competitividad, empresarismo y ciencias aplicadas».

Cristancho insistió en que deben existir otras áreas que se encarguen de atender frentes estratégicos en esta instancia ministerial, como «la formulación, el seguimiento y la evaluación de las políticas públicas, y el relacionamiento con las universidades, los institutos de investigación, el sector productivo, las comunidades de base y la comunidad internacional».

La conformación del Ministerio —de acuerdo con el directivo de la Alma Máter— debe responder a criterios de meritocracia, austeridad y eficiencia. En ese sentido es clave designar un ministro con formación y vocación científica, trayectoria en administración de la ciencia y reconocido por la comunidad de investigadores, como lo recalcó el investigador de la Universidad de Antioquia, Pablo Javier Patiño Grajales.

Otro de los retos que el MinCTeI trae consigo es establecer una comunicación clara e ilustrativa con la sociedad, como lo señaló el autor del proyecto de Ley del Ministerio, Iván Darío Agudelo Zapata, senador del Partido Liberal. Esto incluye, según Wassermann, un diálogo con todos los sectores interesados: educación, salud, industria, agricultura, infraestructura, comunicación, medio ambiente, entre otros.

Un diálogo de esa naturaleza debería reunir insumos para la generación de políticas en CTeI que proyecten, nacional e internacionalmente, la investigación de las universidades y los institutos colombianos.

¿Y los recursos?

En el horizonte se asoma otra dificultad: la financiación. La creación del MinCTeI no contará con recursos superiores a los asignados a Colciencias para 2019. El alcance que proyecta para la nueva cartera ha motivado a la ACCEFyN a trabajar de la mano de una comisión de economistas en la formulación de propuestas en esa materia —explicó Mondragón—, que esperan socializar próximamente.

Que la ciencia tenga asiento permanente en el Consejo de Ministros esperanza a los investigadores ante la pregunta por la financiación. Pero, según Patiño, para tener éxito el despacho ministerial primero deberá investir de mayor credibilidad y respaldo a la ciencia frente a los poderes ejecutivo y legislativo del país.

Desde luego, mucho dependerá del aporte de la academia al proceso de construcción del nuevo ente rector de la ciencia en Colombia. Con esa premisa, investigadores de la Universidad de Antioquia contribuyeron a posicionar la idea de que la ciencia en Colombia necesitaba un giro, cuando la discusión frente a un eventual MinCTeI apenas empezaba. «Como una de las principales universidades en investigación del país —afirmó Cristancho— nos implica la enorme responsabilidad de acompañar este proceso en un momento histórico para el país». 

54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones

Política de tratamiento de datos personales

Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018