Teclas de Ayuda de acceso Rápido

ALT + 1 Inicio

ALT + 2 Noticias

ALT + 3 Mapa de sitio

ALT + 4 Búsqueda

ALT + 5 Preguntas frecuentes

ALT + 6 Atención al ciudadano

ALT + 7 Quejas y reclamos

ALT + 8 Iniciar Sesión

ALT + 9 Directorio telefónico

Botones de Accesibilidad

Letra:

Contraste:

Esp
miércoles, 13 de noviembre 2019
13/11/2019
Síguenos

Gente UdeA

UdeA Noticias
Gente UdeA

Una vocación fundamental

30/05/2019
Por: Luisa María Gallo G- Sistema de Bibliotecas

El profesor Nelson Vanegas Arbeláez es líder del componente experimental del Grupo de Fenomenología e Interacciones Fundamentales, adscrito al Instituto de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, con el que participa en una de las colaboraciones científicas más grandes del mundo: la Organización Europea para la Investigación Nuclear —CERN.

Fotografía: Archivo Sistema de Bibliotecas. 

Es delgado, de baja estatura y tiene un hablar pausado, con una voz cálida, que evidencia que se detiene a reflexionar antes de emitir la palabra. Proyecta orden e impecabilidad y prefiere vestir con ropa liviana y fresca. Comparte su gusto por la ciencia con los estudiantes de los cursos de Relatividad general y Fundamentos de mecánica cuántica del pregrado en Física de la Universidad de Antioquia. 

Nació en Manizales y vivió allí durante su infancia y adolescencia, en compañía de sus padres y sus dos hermanos mayores. Al iniciar su vida universitaria se trasladó a Medellín, donde ha vivido desde entonces, exceptuando el lapso en el que vivió en Londres mientras realizaba el doctorado. 

«Es bueno tener esa idea de que uno es el producto de lo que proveía, o provee, la educación pública. Yo estudié en escuelas públicas, en colegio público, en universidad pública. Mi escuela era muy común y corriente, mi colegio sí era muy sobresaliente y eso sí hay que decirlo».
 
Dice que estudiar «en un colegio público muy bueno, con profesores muy buenos y con una vocación muy interesante» fue un privilegio extraño. En el Inem Baldomero Sanín Cano de Manizales, como un experimento pedagógico, ofrecían la posibilidad de hacer una educación media enfocada a la ciencia y él eligió esa opción.

«Tuve profesores muy dedicados, que nos impulsaban a tomar temas que no son de bachillerato, sino bastante complejos en matemáticas y física, que en esa época no pertenecían —y en esta tampoco—, a la educación media».

Luego ingresó a la Universidad de Antioquia a estudiar Ingeniería electrónica, una decisión determinada por las presiones familiares de elegir un pregrado que ofreciera mejor estabilidad económica. Ya en la universidad entendió que su vocación no estaba allí y decidió pasarse a Física. 

En la de Antioquia, donde lleva aproximadamente 20 años como docente, también realizó la Maestría en Física, la cual inició en 1990, al año siguiente de finalizar el pregrado. Un año después de ser maestro en Física, se aventuró a ir a Europa para realizar el doctorado. Y así como había llegado años antes a Medellín, solo y con una maleta, llegó a la Queen Mary University of London, otra universidad pública. 

El experimento CMS

Desde hace 5 años inició con la tarea de buscar que la Universidad de Antioquia fuera parte de grandes colaboraciones científicas y de impacto mundial. Tomó el mando de esta búsqueda y logró obtener el apoyo económico y administrativo para participar de las labores investigativas del CERN. 

Así, desde febrero del presente año, la Universidad de Antioquia fue aceptada como miembro pleno y colabora en el Experimento CMS —Compact Muon Solenoid—. Según el profesor Vanegas, permanecer en el experimento implica hacer tareas técnicas, científicas y de divulgación. Contribuyen aproximadamente 170 grupos de investigación de diferentes partes del mundo y el conocer cómo funcionan las grandes colaboraciones ha sido todo un aprendizaje para él y para el proceso de la Universidad de Antioquia. 
  
«Cuando uno está ahí se da cuenta que el subdesarrollo científico nosotros mismos lo hemos cultivado, porque no nos ponemos métodos claros o no tenemos esa sorprendente tradición del rigor». La lista de autores de los artículos resultantes ronda los 2500 nombres, de científicos que han asumido la investigación con mucha disciplina. 

Los libros y las bibliotecas

Cuando era un niño de aproximadamente 10 años, descubrió en medio de la colección de libros de su hermano mayor, un libro corto e ilustrado en el que había una biografía de Albert Einstein. «Yo leí sobre él estando muy pequeño y me impactó mucho toda la historia, el personaje y el calibre de lo que mencionaba que había sido su vida y su trayectoria». 

Ese pequeño libro es el primero que menciona como una influencia para elegir su vocación y dibujar un camino hacia la ciencia. Puede ser quizá de sus pocas experiencias infantiles que está íntimamente relacionada con la ciencia, pues dice que su vida no era nada fuera de lo común y que el clima familiar no era muy diferente al que podía vivir otra familia. 

De cara a la ciencia considera que el contacto más importante fue el libro de Física,  el texto guía en los grados de décimo y once, escrito por Michel Valero, un profesor de la Universidad del Valle. «Hoy en día lo miro y me parece raro, yo no escribiría un texto así, pero en su momento fue abrir los ojos a muchas cosas porque era, en medio de todo, un libro muy completo entre la física de la vida cotidiana como la mecánica, la dinámica, la cinemática y otros temas relativamente avanzados de física nuclear, mecánica cuántica y relatividad especial».

Que recuerde unos libros específicos de ciencia quizá tenga que ver con el hecho de que la divulgación científica, tal como se concibe hoy, es una cuestión relativamente nueva. Por eso de su infancia y adolescencia recuerda que sus lecturas eran más literarias, con preferencia por los autores del boom latinoamericano, o Samuel Beckett, años más tarde. Hoy lee más sobre física, economía o ensayos históricos.

Desde el segundo semestre universitario fue auxiliar de la entonces Biblioteca Central de la Universidad de Antioquia, hoy Biblioteca Carlos Gaviria Díaz. En esa época los estudiantes debían ingresar a la biblioteca sin bolsos, con las manos libres y llevando únicamente los elementos de estudio. Entonces se prestaba el servicio de casilleros en el que Nelson trabajó. Una labor que se le acomodaba a su timidez porque era poco lo que tenía que hablar. 

Siente que su vida ha estado ligada a uno de los espacios donde se supone habita el conocimiento. Se interesa por nuevos temas y actividades para evitar el deterioro cerebral, por eso ahora está aprendiendo Francés en el programa Multilingua y está dedicado a la macrofotografía.  

Correo del contacto
Correo del contacto
[57+4] 2195018
54d4db3244a5e15c6a21152b_logo-renata.png
54d4db5924c957e253bd5fa5_logo-ruana.png
54d4db63ae77e15e6afe94a0_logo-universia.png
54d4db6add1988d75368ecff_logo-icetex.png
54d4db7744a5e15c6a211531_logo-colombiaprende.png
54d4db7edd1988d75368ed05_logo-gobiernolinea.png
54d4db86dd1988d75368ed09_logo-canalu.png
54d4db9644a5e15c6a211534_logo-cis.png
54d4db9d44a5e15c6a211535_logo-colciencias.png
54d4dba444a5e15c6a211539_logo-ips.png
Sistema Único de Información de Trámites - SUIT
54d4dbb7ae77e15e6afe94a4_logo-redemprendia.png
54d4dbbfdd1988d75368ed14_logo-colombia.png
Fundación Universidad de Antioquia
No + filas
No + filas
ORACLE
Hacemos Memoria
Universidad de Antioquia | Vigilada Mineducación | Acreditación institucional hasta el 2022 | NIT 890980040-8
Recepción de correspondencia: calle 70 No. 52 - 21 | Apartado Aéreo 1226 | Dirección: calle 67 No. 53 - 108 | Horario de atención
Conmutador: [57+4] 219 8332 | Línea gratuita de atención al ciudadano: 018000 416384 | Fax: [57+4] 263 8282
Peticiones, quejas, reclamos, sugerencias, denuncias, consultas y felicitaciones
Política de tratamiento de datos personales
Medellín - Colombia | Todos los Derechos Reservados © 2018